domingo, 16 de diciembre de 2018
Biblioteca de Silos. Ordenando

Volver un paso atrás Escuchar el texto más menos Enviar por email Imprimir

1. Biblioteca para monjes.

A pesar de lo accidentada que resulta la historia, incluso para un pacífico monasterio escondido en las montañas como es el caso de Silos, todavía hoy se conservan, aunque dispersos, la mayor parte de sus viejos códices. Y en ellos nos han llegado varios catálogos que nos permiten conocer la biblioteca de Silos en varios momentos.

La lectura y comparación de estos catálogos en épocas distantes nos permite hacer un recorrido histórico y una valoración del contenido de la biblioteca de Silos. También permite, claro está, sacar otras conclusiones comparativas con otras bibliotecas de su entorno geográfico e iluminar el conjunto monumental e histórico del monasterio.

Seguir el recorrido de esos manuscritos hasta su ubicación actual, es decir hasta su dispersión, resulta toda una aventura. Y no resulta menos milagroso que, tras cuarenta y cinco años de supresión desamortizadora, el monasterio de Silos haya recuperado su vitalidad monástica, reorganizando su biblioteca y recuperado algunos de aquellos valiosos códices con los que inició sus primeros pasos. Gracias a ellos podemos decir que la actual biblioteca de Silos es más que milenaria, que conoce sus orígenes, que siempre ha mantenido su identidad y que quiere seguir siendo el instrumento de trabajo y de lectio divina que para la vida del monje prescribió san Benito.


2. Primera donación de libros. Año 1056. »

El Padre